Huerto Urbano

Diario de una huertana y sus macetas

Lechugas: el repicado

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las lechugas crecen muuy deprisa y ya están listas para repicarlas. ¿Y eso qué es?

Existen diferentes modos de sembrar: siembra directa, siembra a golpes, en semillero… depende del tipo de planta. En el caso de las zanahorias la siembra es directa  pero las lechugas se pueden plantar en semillero. Las mías las planté en macetas de fibra de coco y las metí en el invernadero. A las pocas semanas las plántulas ya tenían dos o tres hojas y empezaban a estar apretadas así que cogí una huevera de cartón y con mucha paciencia separé uno a uno los brotes para volver a plantarlos de forma individual y obtener plantones. El motivo es que si no se separan las plántulas crecen demasiado juntas y ellas también necesitan “su espacio vital”. Una vez hayan alcanzado los 10 cm las transplantaré a su maceta definitiva.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: